Emilio Arnao<BR>El dia en que conocí a la Rochefoucauld

Tanto tiempo sin escribir aquí

Hace demasiado tiempo que no escribía en este blog, por culpa de no poder tener por cuestiones ajenas a mi voluntad este espacio libre y dispuesto para escribir aquí mis escrituras, mis pasiones, mis tristezas, mis romanticismos ocultos o mis dolores más extremos. Han pasado muchas cosas desde entonces, por ejemplo, que he escrito una infinidad de libros, más de los que yo mismo jamás hubiera imaginado. Me paso todo el día escribiendo, a partir de un horario muy amplio, pues me levanto a las ocho, me ducho, desayuno, fumo, bebo cocacola y me pongo a la máquina hasta las once de la noche, en que vuelvo a la cama completamente agotado, con la cabeza como un siroco, con el cuerpo como el de Cervantes en Lepanto, y, claro, así van saliendo los libros, uno tras otros, ensayo, novela, poesía, memorias, teatro, ya iré dando cuenta de ellos en próximos artículos. La literatura para mí se ha convertido en la salvación de esos episodios baudelairianos en que el hombre si no se entremezcla con la creatividad puede caer en el tedio del absurdo, en la cantina de las tardes, en el ajedrez de la intelectual. Yo no soy un intelectual, sino un poeta provinciano que intenta realizar bien las cosas. Sé que no soy nada ni nadie, pero cuando me pongo delante de la pantalla de ordenador, mi vida se convierte en el insecticida que amortiza la melancolia, el desplome del tiempo y la poco luz que le quedan a las lámparas de gas. Vuelvo a mi blog intentando recuperar a los lectores que he perdido en el camino. Aquí estoy de nuevo, como una guerra carlista pintada por Otto Dix. Yo soy la guerra.

Comentarios

Emilio: Enhorabuena por el retorno. He echado de menos tus palabras durante estos últimos diez meses y medio. He seguido entrando de vez en cuando en tu blog: hoy descubro con alegría tu nueva entrada. Sigo entresacando de tu blog citas para mi compilación en marcha LAS RAZONES DE LOS ESCRITORES (que va por las 740 páginas, unos 500 escritores de la A a la Z). De tus textos, llevo 10 páginas. Me interesan mucho. La primera cita de tu obra procede de tu novela YO SOY MIS INFIERNOS (publicada en 2000, escrita en 1994) y del poemario EL LIBRO NEGRO (publicado en 2000, escrito entre 1996 Y 1998). Otra cita es de un poema tuyo que incluye este verso: \\

Añadir un Comentario: